Documentales de libertad

Anuncios

Secesión de los indios Lakota en EU

La noticia aquí

¿Qué tiene que ver esto con el agorismo?  Pues no sé… pero presiento que alguna implicación importante ha de tener.

(Cuando alguien lo descubra, hágame el grandísimo favor de explicármelo)

¡Libertarios de izquierda, uníos!

Esto fue un post escrito hace ya algún tiempo en el blog Un colombiano más, antes de ser hackeado por algún idiota reaccionario protofascista y pro-uribista. De todas formas espero sinceramente que el autor del blog, Sergio Méndez, continúe escribiendo o investigando para regresar al activismo político (de la manera que él vea adecuada). A pesar de ser breve, creo que su “llamado de atención” es válido para todos aquellos que nos hacemos llamar antiautoritarios. Ahí va:

Sergio Méndez

 Aquí dos tópicos bien interesantes sobre el movimiento libertariano de izquierda:

*Primero, el debate sobre el libro de Kevin Carson respecto a los estudios de economía mutualista. Ni siquiera tiene número de ISBN, pero ha recibido todo un número del Journal of Libertarian Studies, fundado por el gran economista Murray Rothbard. Muchas de las criticas definitivamente eran de esperarse: Carson, quién defiende una teoría del valor en base al trabajo, ha sido atacado como un “ignorante marxista” (por George Reissman, N. del E.), lo cual me demuestra que el movimiento libertario en Estados Unidos está infectado de derechistas en piel de ovejas que “les gusta fumar marihuana”. El camino es largo, pero hay esperanzas de construir una sociedad de libre mercado que a la vez se preocupe por que los trabajadores en realidad disfruten los frutos de su labor. Eso si, tengo que admitir que mucha de la terminología económica no me es del todo conocida, pero el trabajo de interpretación histórica de Carson es soberbio, y sus críticos tendrán que trabajar mucho para poder siquiera estar al mismo nivel para criticarlo.

*Segundo, la publicación de una conferencia del profesor Roderick T. Long sobre la necesidad del libertarianismo de acoger las causas y las preocupaciones de izquierda, basada en dos textos de Murray Rothbard (Left and Right y, Liberty and the New Left) cuando aún le entusiasmaba la nueva izquierda de los años sesenta. Al menos eso significaba para su audiencia, porque para mí significa exactamente lo contrario: la necesidad que tiene la izquierda de pensar en soluciones no estatales para los problemas sociales, económicos, ambientales y culturales que afrontamos. No sé si Long haya convencido a muchos de sus camaradas libertarianos (soy pesimista al respecto)  sobre la necesidad de acercarse a la izquierda, pero al menos me convenció a mi de la necesidad imperiosa de acercarme –aún más- al libertarianismo. El texto de la conferencia es largo (son 14 minutos hablando) pero vale mucho la pena (por favor ponerle mucho cuidado a las reflexiones que hace sobre los términos “izquierda”, “derecha”, “capitalismo” y “libre mercado”).

Ahora soy más que consciente que si todo esto del libertarianismo de izquierda está en pañales en Estados Unidos, en Latinoamérica se encuentra en estado embrionario. Pero alguien tiene que empezar a pensar de manera distinta, y que mejor – como lo dice el profesor Long- que aprovechando un medio tan poderoso como Internet.

Left-libertarianism

El agorismo es anarquismo y a la vez libertarianismo de izquierda; ese de “izquierda” sin embargo a muchos nos sonará extraño o ajeno, y no sólo a los anarquistas de mercado sino a los socialistas libertarios convencionales, quienes en general son escépticos de la clasificación izquierda o derecha. Sin embargo Konkin aclara el sentido de este uso de la palabra izquierda: radical.

Un (libertario/libertariano) de izquierda es aquel activista, organización o tendencia que se opone al parlamentarismo (política electoral), defiende la contraeconomía, y prefiere alianzas con tendencias radicales y revolucionarias antes que con aquellas conservadoras.

SED3

Esta tendencia abarcaría tanto a agoristas, mutualistas, geoístas, rothbardianos de izquierda (no agoristas) y a todo el socialismo libertario. Es decir, el agorista es el anarquista de mercado perteneciente al sector emancipador o radical de los libertarians que apoyan el mercado libre y la libre empresa, en contraste con el sector conservador (derechista) del mismo movimiento libertariano.

De: libertarian_left

Cómo el estado de bienestar corrompió a Suecia

Tomado a A las Barricadas

Resumen y traducción de f. 1 = Nihilo

**************

Este ensayo por Per Bylund, ingeniero sueco y anarquista agorista, creador del portal www.anarchism.net tiene un ensayo de este nombre publicado en inglés (http://www.mises.org/story/2190) sobre lo contraproducente del Estado de Bienestar.

Paso un pequeño resumen en español que ilustra los destructivo que es el Estado hasta en sus formas más “humanitarias”, y cómo no es una respuesta a las necesidades sociales. Aquí va:

Cómo el estado de bienestar corrompió a Suecia

por Per  Bylund
1. Los abuelos.
Nacidos alrededor de 1920, fue la última generación que tuvo el orgullo y la moralidad de ser dueños de su destino, pasase lo que pasase. Esto les permitía sobrevivir en cualquier situación. Si sus salarios eran bajos, trabajaban más tiempo y más duro. Eran los arquitectos de su propio destino. Sentían orgullo de salir adelante por sí mismos, y valoraban enormemente su independencia respecto a otros.

No obstante, atendieron las promesas de los políticos de ayudar a los “débiles”, que entonces eran muy pocos. Eran gente de buen corazón y probablemente creyeron que una pequeña contribución para quienes estaban mucho peor que ellos era propio de “Buenos Samaritanos”.

2. Los padres.
Aprendieron rápidamente una nueva moralidad basada en los “derechos” del bienestar. La generación de mis padres fue a escuelas públicas y aprendió una nueva concepción : todos los ciudadanos tienen derecho a educación, atención médica, subsidio por desempleo, y seguridad social.

Moral y filosóficamente, esta generación es muy diferente de la de sus padres, sobre todo teniendo en cuenta el rápido crecimiento económico posterior a la IIGM y la correspondiente expansión del Estado. Los votantes apoyaron aumentos constantes de impuestos a cambio de más y más beneficios a recibir del Estado. Por otro lado, temían a los políticos de quienes sospechaban que podían intentar reducir dichos beneficios. La palabra “cambio” llegó a ser la más temida para esta generación.

3. Los nietos.
Yo pertenezco a esta generación. Una gran diferencia entre nuestra generación y la anterior es que la mayoría no fuimos criados por nuestros padres sino por los empleados de las guarderías estatales. Después pasamos a las escuelas públicas y a las universidades públicas. Mis padres todavía conservan algo del sentido de justicia y del sentido del bien y el mal que tenían mis abuelos. Mi generación es diferente. Criada por el Estado, no tiene la mas mínima comprensión de la economía.

La justicia se concibe como el derecho a que la sociedad nos provea de todo lo que creamos necesario. En un reciente debate televisado, los “nietos” exigían que las generaciones anteriores dejaran de trabajar porque les estaban robando “sus” empleos.

Esta generación no quiere cuidar a sus padres y abuelos, y exige que el Estado lo haga. Pero tampoco a sus hijos, que van a las guarderías estatales. Su trabajo de crianza consiste en dejarlos allí a las 7 de la mañana y recogerlos a las 6 de la tarde.

4. Conclusión
Cuando se le quita a la gente la responsabilidad por su propia vida, se crean individuos inmaduros, irresponsables, y dependientes. En efecto, el Estado del Bienestar ha creado niños morales y psicológicos.

Los ingenieros sociales del EB querían proporcionar seguridad. Pero no se dieron cuenta de que esto producía cambios en la moralidad y actitudes de la gente. Según la nueva moralidad, la independencia se logra entregando la responsabilidad a otros, y la libertad esclavizando a otros. El resultado es un desastre en términos económicos, sociales, psicológicos, y filosóficos. Además es una tragedia personal. Muchos no disfrutan la vida ni sienten ningún orgullo personal. Quizás esto explique por qué una gran parte de los jóvenes utiliza antidepresivos y por qué los suicidios entre los muy jóvenes están aumentando en forma dramática.

¿Qué es la contraeconomía?

Para saberlo hay que matar a Lois en el blog de ancapstewie

Tepito: agorismo a la mexicana

El barrio bravo de Tepito

El mercado de Tepito

Tensión en Tepito

Después del desmadre (video musical)

Símbolo de Estación Tepito del Metro (*)

Homo tepitensis

(*) Tepito es cuna de varios campeones mundiales de box